Dios nos habla también en su Palabra. En ella tenemos en líneas más claras la revelación de su carácter, de su trato con los hombres y de la gran obra de salvación. Debemos confiar mas en su Palabra expresada en las páginas de La Biblia