La Marca de la Rebelion

La lucha final en la controversia entre Cristo y Satanás serca velozmente. Dice la Biblia: “¡Ay de los moradores de la tierra y del mar! porque el diablo ha descendido a vosotros, teniendo grande ira, sabiendo que tiene poco tiempo.” Apocalipsis 12:12.

1. ¿Cuál es la actitud de Satanás hacia el pueblo de Dios de la última generación?
“Entonces el dragón fue airado contra la mujer; y se fue a hacer guerra contra los otros de la simiente de ella, los cuales guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesucristo.” Apocalipsis 12:17.

Nota: El diablo es aquí representado por el dragón. La mujer es la iglesia de Dios, y “los otros”, o el resto de la simiente de la mujer, es la última parte de la iglesia. Este resto está identificado por dos características: son guardadores de los mandamientos y tienen “El testimonio de Jesús”, que es el “espíritu de profecía”, tal como explica Apocalipsis 19:10.

2. ¿Cuál es el sello de Dios, su señal o la marca de su autoridad?
“Con todo eso vosotros guardaréis mis sábados; porque es señal entre mí y vosotros por vuestras edades, para que sepáis que yo soy Jehová que os santifico.” Éxodo 31:13.
“Diles también mis sábados, que fuesen señal entre mí y ellos, para que supiesen que yo soy Jehová que los santifico.” Ezequiel 20:12.
“Santificad mis sábados, y sean par señal entre mí y vosotros, para que sepáis que yo soy Jehová vuestro Dios.” Ezequiel 20:20.

3. ¿Cuál es la predicción de la Biblia sobre la gran falsificación de cristianismo que surgiría?
Esto se predice en la profecía mediante muchos nombres. Se habla del falso cristianismo llamándolo “anticristo” (1 Juan 4:3), “hombre de pecado” (2 Tesalonicenses 2:3), “la apostasía” (2 Tesalonicenses 2:3), “el hijo de perdición” (2 Tesalonicenses 2:3), “el misterio de iniquidad” (2 Tesalonicenses 2:7), que se opone y se levanta “contra todo lo que se llama Dios” (2 Tesalonicenses 2:4), y “misterio, Babilonia la grande, la madre de las fornicaciónes y de las abominaciones de la tierra” (Apocalipsis 17:5).

4. ¿Mediante quién se predijo que el diablo obraría para traer deslealtad hacia Dios y su ley?
“Y hablará palabras contra el Altísimo, y a los santos del altísimo quebrantará, y pensará en mudar los tiempos y la ley; y entregados serán en su mano hasta tiempo, y tiempos, y el medio de un tiempo.” Daniel 7:25.

Nota: Las profecías de Daniel describen la eclosión de cuatro imperios mundiales: Babilonia, Medo-Persia, Grecia y Roma. Roma se divide finalmente en diez reinos. Y en medio de estos se levantará otro reino que eliminará a tres de los diez (Véase Daniel 7:24).

5. ¿Cuáles son algunas características de este poder apóstata?
a. Parecido a un hombre. Tendría “ojos como ojos de hombre” (Daniel 7:8). “Boca que hablaba grandezas” (Daniel 7:8; Apocalipsis 13:5). “Hombre de pecado” (2 Tesalonicenses 2:3).
b. Su oposición a la verdad. “echo por tierra la verdad” (Daniel 8:12). Vendrá cuando “venga la apostasía” (2 Tesalonicenses 2:3).
c. Se opone a Dios y a Cristo. “Hablará palabras contra el Altísimo” (Daniel 7:25). “Aun contra el Príncipe de la fortaleza se engrandeció” (Daniel 8:11). “Contra el Príncipe de los príncipes se levan-tará" (Daniel 8:25). “oponiéndose y levantándose contra todo lo que se llama Dios” (2 Tesalonicenses 2:4). “Abrió su boca en blasfemias contra Dios y para blasfemar su Nombre” (Apocalipsis 13:6).
d. Se opone a la mediación de Cristo en el santuario celestial. Ese poder quitaría el “continuo” ministerio de Cristo en el santuario (Daniel 8:11). Lanzaría por tierra “el lugar de su santuario”, el santuario de Cristo (Daniel 8:11). Se ubicaría “en el templo de Dios, haciéndose parecer Dios” (2 Tesalonicenses 2:4). Y blasfemaría el “tabernáculo” de Dios (Apocalipsis 13:6).
e. Se opone a la Ley de Dios. “Pensará en mudar los tiempos y la ley” (Daniel 7:25). Es llamado “el misterio de iniquidad”, o trasgresión de la ley de Dios (2 Tesalonicenses 2:7).
f. Es un poder perseguidor. “Hacía guerra contra los santos” (Daniel 7:21), persiguiéndolos durante un “tiempo, y tiempos, y el medio de un tiempo” (Daniel 7:25). En la profecía bíblica “tiempo” equivale a un año de 360 días. De este modo tres tiempos y medio equivalen a 1260 días proféticos o años literales (Daniel 7:25).

6. Como resultado de la “apostasía” predicha en 2 Tesalonicenses 2:3, ¿qué dos graves eventos sucedieron?
a. La iglesia empezó a perder de vista el evangelio de Cristo.
b. La iglesia empezó a apartarse del sábado.

Nota: Acerca del evangelio se desarrollaron tres tendencias. 1) Se empezó a proclamar el merito de las obras. En la desviada Epístola de Bernabé, escrita alrededor del año 100 DC, se lee: “Con tus manos obrarás tu redención del pecado” (Cáp. 19). 2) La gracia de Dios empezó a asociarse más con la obra del Espíritu Santo que con la persona de Cristo. Razonaban que, ya que la iglesia es el templo del Espíritu Santo, y que la gracia es impartida por el Espíritu Santo, la iglesia canaliza la gracia. Y que siendo el obispo el dirigente de la iglesia, la gracia reside particularmente en él. En armonía con este razonamiento, Ignacio escribió a principio del siglo segundo: “A todos los que se arrepienten, el Señor les concede el perdón; si es que vuelven a la unidad con Dios y a la comunión con el obispo” (Epístola a los filadelfos, Cáp. 8).

Nota: El sábado también fue desechado gradualmente. En el año 155 DC, Justino Martín escribió: “En el día llamado domingo todos los que viven en las ciudades o en el campo se reúnen en un lugar, y leen las memorias de los apóstoles o los escritos de los profetas...” (First Apology, cap. 67).

7. ¿Cómo se exaltó el domingo en lugar del sábado?
El primer intento que se registra de que el obispo de Roma quiso imponer su poder sobre otras iglesias fuera de su jurisdicción, ocurrió en el año 195 DC, cuando el obispo Víctor excomulgó a un grupo de varios miles de cristianos del Asia Menor, que enseñaban que la Pascua se debía guardar de acuerdo al calendario judío. Y Víctor creía que se debía celebrar sólo en domingo. Tertuliano, prominente cristiano, señaló a principio del siglo tercero que el domingo debía ser un día de parcial descanso, por lo menos. La primera ley civil que ordenara observar el domingo, fue proclamada en 321 DC por el emperador Constantino.

8. ¿Qué impulsó a Constantino a promulgar la primera ley dominical?
Guillermo Rordorf, un historiador eclesiástico de Suiza, da la siguiente evaluación de Constantino: “Igual que la mayoría de sus contemporáneos y más particularmente de sus predecesores, Constantino era muy inclinado hacia la adoración del sol. El culto de Mitra estaba en ese tiempo muy extendido, particularmente entre los soldados, y el emperador era su comandante supremo. Por lo tanto, es posible que Constantino promulgara la ley que convertía el domingo en un día de obligatorio descanso, para unir el imperio bajo una monoteística religión del sol. Por supuesto, Constantino conocía el día cristiano de reposo, y es posible que con este paso quería ganar el apoyo de la minoría cristiana, que en ese tiempo había crecido en dimensión y a la cual había concedido tolerancia.” (Sunday, Págs. 163,164).

9. ¿Cuándo el poder del cuerno pequeño llego a ser dominante, y cuánto tiempo duró su dominio?
A medida que el imperio Romano Occidental se deshacía, el obispo de Roma asumió el poder. Sin embargo, no alcanzó el predominio hasta que los hérulos, los ostrogodos y los vándalos fueron desarraigados, lo que se terminó de realizar en el 538 DC. Entonces, tal como lo indicaba la profecía, este sistema dominó el mundo durante 1260 años, terminando esta supremacía en 1798.

10. ¿Cómo explica el Apocalipsis esta perdida del poder?
“Ví una de sus cabezas como herida de muerte.” Apocalipsis 13:3.

11. ¿Será alguna vez restaurado ese poder?
“Y la llaga de su muerte fue curada; y se maravilló toda la tierra en pos de la bestia.” Apocalipsis
13:3.

Nota: La restauración de ese poder esta explicada con mucho detalle en Apocalipsis 17. Lo que se cumplirá mediante una gran confederación internacional de los poderes simbolizados por los diez cuernos que “tendrán un consejo.”

12. ¿Qué potencia mandará adorar a la “bestia”, formando una imagen de la bestia, y obligando a la gente a recibir su marca?
“Después vi otra bestia que subía de la tierra; y tenia dos cuernos semejantes a los de un cordero, mas hablaba como un dragón. Y ejerce todo el poder de la primera bestia en presencia de ella; y hace a la tierra y a los moradores de ella adorar a la pri-mera bestia, cuya llaga de muerte fue curada.” Apocalipsis 13:11,12. Léase también Apocalipsis 13:14-18.

Nota: Esta segunda bestia de Apocalipsis 13 predice el surgimiento de un poder parecido a un cordero, que empezaría a destacarse alrededor de 1798. Los Estados Unidos de Norteamérica en ese tiempo, empezaron asemejándose a un cordero, con sus dos grandes principios: libertad civil y religiosa.

13. ¿Cómo puede formarse en los Estados Unidos de Norteamérica una imagen de la primera bestia de Apocalipsis 13?
Se cumplirá por mediación de los enemigos de la libertad de Norteamérica. El crudo símbolo de la bestia mencionada en Apocalipsis 13:1-10 representa al poder religioso y político. ¿Cuál es su imagen? Es una unión de la iglesia y el estado, con el predomino de la iglesia. Esta profecía anuncia que llegara el día en que el elemento religioso de ese país ejercerá su influjo sobre el estado, para que éste imponga dogmas religiosos, como la iglesia y el estado hacían en la Edad Media. Cuando el estado imponga bajo penas, leyes religiosas, entonces estará hablando como un dragón, o sea como un poder perseguidor.

14. ¿Cuál es la marca de la bestia que los enemigos de la libertad procurarán imponer sobre todos?
Es algo perteneciente a la bestia. El que recibe esa marca, quedará señalado como adorador de la bestia. Esa marca será una señal por la cual se reconocerá a ese poder.

15. ¿Qué diferencia existe entre los que adoran a Dios y los que adoran al poder opositor?
Léase Apocalipsis 14:9-12. Los que adoran a Dios observarán sus mandamientos. Los que sigan al poder apóstata no guardarán todos los mandamientos. Algunos apoyan al Decálogo, excepto en un punto básico, el sábado.

16. ¿Cuál es la marca de la autoridad de ese sistema?
Los reformadores religiosos del siglo XVI sostenían basarse en la Biblia, y no obstante, seguían
teniendo sus cultos en domingo. Entonces la iglesia convocó el Concilio de Trento, que duró 18 años, empezando en marzo de 1545. La cuestión a resolver era: “Podría defenderse la tradición de la iglesia contra el poderoso testimonio de la Reforma que se basaba sólo en la Biblia? Este debate duró muchos años. Finalmente un discurso del Arzobispo de Reggio inclinó la balanza a favor de la tradición. Entre otras cosas, dijo:
“los herejes de este siglo, pretendiendo basarse en la Palabra de Dios, en nada confían más que en derribar la autoridad de la iglesia;... los preceptos legales de las Escrituras enseñados por el Señor, han cesado en virtud de la misma autoridad (la autoridad de la iglesia). El sábado, el día más glorioso de la ley, ha sido cambiado por el día del Señor... Este asunto y otros similares, no han cesado por virtud de la enseñanza de Cristo (porque El dijo que había venido a cumplir la ley, no a destruirla), sino que han sido cambiados por la autoridad de la iglesia. ..” (Mansi SC, tomo 33, cols. 529,530).
El Dr. H. J. Holtzmann, en su Libro “Canon and Tradition”, pág. 263, sintetiza el discurso del Arzobispo de Reggio de esta forma: “Finalmente, en la última reunión del 18 de enero de 1562, se descartó toda vacilación, y el Arzobispo de Reggio dio un discurso en el cual abiertamente declaró que la tradición esta sobre la Escritura. Por lo tanto, la autoridad de la iglesia no puede estar atada a la autoridad de la Escritura, porque la iglesia ha cambiado... el sábado al domingo, no por el mandato de Cristo, sino por su propia autoridad (la de la iglesia).”


¿Que Día Ordena el Nuevo Testamento?

Dijo Jesús: “El sábado por causa del hombre es hecho; no el hombre por causa del sábado.” Marcos 2:27. El sábado iba a ser una bendición para la familia humana. Por su modo de guardar el sábado, Jesús mostró que “licito es en los sábados hacer bien,”. Mateo 12:10-12; Marcos 2:23-28; 3:15; Lucas 13:10-17; 14:1-6; Juan 5 y Juan 9.
En ninguna parte del Nuevo Testamento se encuentra la menor indicación de que haya sido abandonado el santo sábado de Dios. En el Sermón del Monte, Cristo dijo enfáticamente que ni un sólo tilde de los Diez Mandamientos seria cambiado. Léase Mateo 5:17-19.

1. ¿Intervino Cristo en la formación del sábado?
“Todas las cosas por él fueron hechas; y sin él nada de lo que es hecho, fue hecho.” Juan 1:3. Léase también Colosenses 1:16; Hebreos 1:2.

Nota: Al ser Cristo el agente activo de la creación, el sábado fue hecho por Él al fin de la semana de la creación. Léase Génesis 2:1-3.

2. ¿Que día rendía culto Jesús?
Jesús “vino a Nazaret, donde había sido criado; y entró, conforme a su costumbre, el día del sábado en la sinagoga, y se levantó a leer.” Lucas 4:16.

3. ¿Esperaba Cristo que el sábado se aboliese?
Cristo esperaba que el sábado seguiría existiendo entre sus discípulos después de su ascensión, porque cuando llegara el sitio de Jerusalén, que sucedió en el año 70 DC. , Él les recomendó: “Orad, pues, que vuestra huida no sea en invierno ni en sábado.” Mateo 24:20.

4. ¿Qué día de la semana guardaron las mujeres creyentes, después de la muerte de Cristo?
“Vueltas, aparejaron drogas aromáticas y ungüentos; y reposaron el sábado, conforme al mandamiento.” Lucas 23:56.

Nota: La expresión queda mas realizada al decir: “Conforme al mandamiento. Las mujeres fieles a Jesús guardaron el sábado, séptimo día.”

5. ¿Qué ejemplo dio Pablo? ¿Qué día guardaba él?
“Ellos pasando de Perge, llegaron a Antioquia de Pisidia, y entrando en la sinagoga un día de sábado sentáronse... Y saliendo ellos de la sinagoga de los judíos, los gentiles les rogaron que el sábado siguiente les hablasen esas palabras.” “Y un día de sábado salimos de la puerta junto al rió, donde solía ser la oración; y sentándonos, hablamos a las mujeres que se habían juntado.” Hechos 13:14,42 y 16:13.

Nota: Esto demuestra que era costumbre de Pablo asistir en sábado a los servicios religiosos.

6. Pablo asistía los sábados a la iglesia, ¿qué hacía los días de trabajo?
Llegado Pablo a Corinto se hospedó en casa de Aquíla y Priscila. El relato explica: “Y porque era de su oficio, pasó con ellos, y trabajaba; porque el oficio de ellos era hacer tiendas. Y razonaba en la sinagoga todos los sábados, y persuadía a judíos y a griegos.” Hechos 18:3,4.

Nota: Como se ve, igual que Jesucristo, era costumbre de Pablo asistir a la iglesia los sábados.

7. ¿Que día tuvo Juan sus visiones del Apocalipsis?
“Fui en el Espíritu en el día del Señor, y oí detrás de mí una gran voz como de trompeta.” Apocalipsis 1:10.

Nota: La expresión “día del Señor” se refiere al sábado, séptimo día de la semana. Tanto el Antiguo como el Nuevo Testamento expresan que el sábado es el día del Señor. Por boca del profeta Isaías Dios llama al sábado “mi día santo”. Isaías 58:13. El día del Señor es el día del cual Cristo es Señor, y Él dijo que él es Señor del sábado (Marcos 2:28 y Mateo 12:8). Por tanto, las gloriosas y triunfantes visiones del Apocalipsis, las tuvo Juan un sábado.

Conclusión
En su ministerio terrenal, Cristo hizo todo lo que pudo para restaurar el sábado bíblico a Israel. Su propósito era que fuera una bendición y no una carga. Cristo intentó mostrar el verdadero propósito del sábado que es hacer el bien, sanar a los enfermos y realizar actos de misericordia.
También en el libro de Hebreos se menciona el sábado, diciendo: “Reposó Dios de todas sus obras en el séptimo día.” Hebreos 4:4. Y agrega: “El que ha entrado en su reposo, también él ha reposado de sus obras, como Dios de las suyas.” Hebreos 4:10. Dios llama a su pueblo a un descanso espiritual, a descansar de sus propias obras, a cesar del pecado. El guardar el sábado es un símbolo de este descanso. Dios exige una vida santa. Y el sábado es una señal de esta. No rechacemos esta señal, y aun menos la experiencia que representa

El Domingo en el nuevo testamento

El sábado y el día primero de la semana están mencionados en el Nuevo Testamento. No obstante el nombre domingo no se menciona, porque cuando se escribió el Nuevo Testamento Los nombres actuales de los días de la semana, no estaban dados aun. Cada vez que la Biblia menciona el sábado se refiere al descanso del séptimo día de la semana, con muy pocas excepciones. Y cada vez que se menciona el primer día de la semana, se refiere al que ahora llamamos domingo.
1. ¿Cuántas veces se menciona en el Nuevo Testamento el primer día?
El primer día de la semana se menciona solamente ocho veces en el Nuevo Testamento, y ninguna vez se le llama día de reposo. Seguidamente van los ocho lugares donde se le menciona:
Mateo 28:1; Marcos 16:1,2; Marcos 16:9; Lucas 24:1; Juan 20:1; Juan 20:19; Hechos 20:7; 1 Corintios 16:2.
A continuación estudiaremos cada una de estas citas.

2. ¿Que texto registra la única reunión religiosa realizada en el primer día de la semana?
“EL día primero de la semana, junta los discípulos a partir el pan, Pablo les enseñaba, habiendo de partir al día siguiente; y alargó su discurso hasta la medía noche.” Hechos 20:7.
Nota: Esta reunión se realizó de noche, pues dice el verso 8 que “había muchas lámparas en el aposento”. El Apóstol no sólo predicó hasta la medía noche, sino “hasta el alba” (verso 11). En la Biblia el día se cuenta desde una puesta del sol hasta la otra. Hablando can rigor, una reunión tenida en la noche del primer día de la semana, se habría realizado en lo que ahora llamamos sábado de noche. Notemos los siguientes seis puntos:
a. Esta es la única vez que se menciona una reunión para “partir el pan” en el primer día de la semana.
b. De acuerdo a Hechos 2:46, ellos partían el pan cada día.
c. El relato de esta reunión no nos menciona el día de reposo.
d. Esta era una reunión especial ya que al día siguiente Pablo iba a salir de viaje.
e. Esta reunión se menciona debido a la curación de un joven que cayó de una ventana y murió.
f. La reunión se realizó el sábado de noche.

3. ¿Algún texto indica que la colecta se debiera hacer el domingo en la iglesia?
Uno de los citados ocho textos dice: “Cuanto a la colecta para los santos, haced vosotros también de la manera que ordené en las iglesias de Galacia. Cada primer día de la semana cada uno de vosotros aparte en su casa, guardando lo que por la bondad de Dios pudiere; para que cuando yo llegare, no se hagan entonces Las colectas.” 1 Corintios 16:1,2.

Nota: Obsérvese que aquí no se menciona ni iglesia, ni reuniones. Sólo esta la exhortación de Pablo para que los santos, cada primer día aparten algún dinero conforme Dios los hubiere prosperado. Se les pide aparten cada uno una donación semanal “en su casa”.

Como se ve, este texto no habla de la santidad del domingo. Pablo no menciona una colecta publica. No esta hablando de ninguna reunión en la iglesia. Esta no era la colecta semanal “regular”, sino una donación especial reunida entre las iglesias gentiles para las pobres de Jerusalén. Pablo iba a llevar esa donación con un representante de cada zona, para entregar esa muestra de amor. Léase 1 Corintios 16:3,4; Romanos 15:24-28; también se refieren a este caso 2 Corintios 8:1-4 y 2 Corintios 9:1-5.

4. De acuerdo con Mateo, ¿cuá1 es la relación entre el sábado y el primer día de la semana?
“Pasado el sábado, al amanecer el primer día de la semana, vinieron Maria Magdalena y la otra Maria, a ver el sepulcro.” Mateo 28:1.

Nota: Aquí Mateo menciona dos días: el primero llamado sábado o día de reposo y el otro llamado primer día de la semana. Y dice que el verdadero día de reposo viene antes del primer día de la semana. No se ve la más mínima insinuación de un cambio del día de reposo. El Evangelio de Mateo se supone haber sido escrito unos treinta años después de la crucifixión, y durante ese tiempo Mateo sigue llamando día de repaso al sábado.

5. ¿Qué testimonio da Marcos acerca del primer día?
Marcos hace mención dos veces al primer día de la semana. “Como paso el sábado, Maria Magdalena, y Maria madre de Jacobo y Salomé, compraron drogas aromáticas, para venir a ungirle. Y muy de mañana, el primer día de la semana, vienen al sepulcro, ya salido el sol” Marcos 16:1,2.
“Como Jesús resucitó por la mañana, el primer día de la semana, apareció primeramente a Maria Magdalena. Marcos 16:9.

Nota: Esos dos versículos se refieren al mismo primer día. El verso 9 sencillamente afirma que Cristo resucitó el primer día y apareció a Maria Magdalena. El verso 2 dice que las mujeres vinieron a ungir el cuerpo de Cristo en el citado primer día de la semana; y explica también que el sábado o día de reposo había pasada ya cuando ellas salieron a cumplir esta tarea. Este pasaje también indica que el día de repaso precedía al primer día de la semana. Ellas hubieran embalsamado el cuerpo de Cristo en el primer día, trabajo que siquiera hubieran intentado en sábado.

6. ¿De qué modo aclara Lucas la distinción entre el día de reposo y el domingo?
“El primer día de la semana, muy de mañana, vinieran al sepulcro, trayendo las drogas aromáticas que habían aparejado, y algunas otras mujeres can ellas.” Lucas 24:1.

Nota: Este es el mismo caso registrado por los otros escritores, con una información adicional. Léase Lucas 23:54-56. Cristo fue crucificado en el día de la preparación, coma se llama al viernes. Murió al acercarse el comienzo del sábado. En ese mismo viernes las mujeres prepararon especias para ungirle. Al día siguiente, que era el día de reposo, descansaron “conforme al mandamiento.” Por lo tanto, se mencionan tres días: el día de preparación, el sábado y el primer día de la semana. Las mujeres trabajaron en el día de preparación, el viernes; y en el primer día de la semana, el domingo; pero durante el sábado descansaron.

7. ¿Por qué los discípulos se reunieron en el atardecer del primer día?
Los dos últimos lugares que hacen mención del primer día están en Juan 20:1 y 19: “El primer día de La semana, Maria Magdalena vino de mañana, siendo aún oscuro, al sepulcro; y vio la piedra quitada del sepulcro.” “Y como fue tarde aquel día, el primero de la semana, y estando las puertas cerradas donde los discípulos estaban juntos por miedo de los judíos, vino Jesús, y púsose en medio, y dijoles: Paz a vosotros.”

Nota: En el primero de estos dos versículos Juan se limita a repetir lo que habían escrito los otros evangelistas. El verso 19 indica que los discípulos estaban juntos, y que las puertas se cerraron “por miedo de los judíos”. Entonces, no estaban celebrando la resurrección de Cristo, porque aunque sabían que Jesús no se hallaba en la tumba, todavía no creían que había resucitado.


Conclusión
Hemos considerado cada texto del Nuevo Testamento que menciona el primer día de la semana. No hay ninguno que mencione que el primer día fuera el nuevo día de repaso. Pero hay en esos textos gran evidencia de la santidad del sábado. Es interesante anotar que cuando la Biblia menciona el primer día de la semana, en general lo menciona en contraste can la santidad del sábado de reposo.
Apocalipsis 1:10 expresa que Juan fue “en el Espíritu en el día del Señor”, y tuvo sus maravillosas visiones. Algunas veces se ha dicho que este texto hace referencia al domingo. Sin embargo ninguna parte de La Biblia afirma que el domingo sea el día del Señor. Esa es simple tradición humana. Al contrario la Biblia dice que el día del Señor es el sábado, lo que puede verificarse en Isaías 58:13 y Marcos 2:28. Lo cierto y lo seguro es creer lo que dice la Palabra de Dios.
Como se cambio el Sábado

El mandamiento de Dios ordena santificar el sábado, como dice Éxodo 20:8-11. Siendo que el mandamiento de Dios es tan claro, ¿por qué hay tantos que aun creyendo en la Biblia, santifican un día completamente diferente del que Dios especifica? Esta es una situación realmente intrigante. Algunos sostienen que Cristo cambió el sábado cuando fue crucificado, y que el mismo hecho estableció el nuevo día de reposo. Debemos saber como fue realizado el cambio. Podemos saber lo que dice la Biblia acerca de esta cuestión del día de reposo. Léase el Salmo 119:18.

1. ¿Qué evento impone el deber de adorar a Dios?
Siempre que Dios exige reverencia y adoración, generalmente alude a su poder creador. Léase el Salmo 96:5; Isaías 40:25,26; 45:18; Salmo 100:3; 95:6. La razón dada por los seres celestiales para adorar a Dios es: “Señor, digno eres de recibir gloria y honra y virtud; porque tú creaste todas las cosas, y por tu voluntad tienen ser y fueron creadas.” Apocalipsis 4:11.

Nota: El sábado, al ser un recordatorio de la creación, mantiene siempre ante nosotros la razón por la cual debemos adorar a Dios; porque él es el Creador y nosotros su creación. En tanto que el poder y el amor creador de Dios siga siendo la razón válida para adorarle, el sábado seguirá siendo el recordatorio de ese hecho.

2. ¿Cambió Cristo el día de reposo?
El mismo responde: “No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas; no he venido a abrogar, sino a cumplir. Porque de cierto os digo, que hasta que perezca el cielo y la tierra, ni una jota ni un tilde perecerá de la ley, hasta que todas las cosas sean hechas.” Mateo 5:17,18.

Nota: Jesús respetó el mismo día que guardaban los judíos, que fue el séptimo día. Esta fue su costumbre como lo expresa Lucas 4:16. El también señaló que los discípulos seguirían guardando el sábado después de su ascensión (Mateo 24:20).

3. ¿Fueron los apóstoles quienes hicieron el cambio del séptimo día al primero?
La Biblia registra que los discípulos siempre guardaron el sábado que observaban los judíos.
Esto puede leerse en Hechos 13:14,42,44; 17:1-3 y en 18:4.

4. ¿Sabía Dios que se levantaría después de Cristo un poder que arrogaría el derecho a cambiar la ley?
De ese poder contrario a Dios, la divina profecía dice: “Hablará palabras contra el Altísimo, y a los santos del Altísimo quebrantara, y pensará en mudar los tiempos y la ley; y entregados serán en su mano hasta tiempo, y tiempos, y el medio de un tiempo.” Daniel 7:25.

Nota: Dios le mostró a Daniel un poder, llamado “cuerno pequeño”, que al surgir en la escena arrancaría a otros tres poderes. Este cuerno pequeño tenia “ojos como ojos de hombre, y una boca que hablaba grandezas”. Daniel 7:8. Y este mismo poder haría “guerra contra los santos”. Daniel 7:21.

5. ¿Qué poder representa ese cuerno pequeño?
El verso 25 menciona tres características de este poder y el tiempo en que ejercería su predominio. Las características son:
a. “Hablara palabras contra el Altísimo” (blasfemias).

Nota: En su oposición a Dios, este poder literal-mente se elevó a sí hasta igualarse a Dios ya sea un individuo o un sistema, cualquiera que intente ocupar el lugar de Dios, comete blasfemia. Marcos 2:3-12 relata la curación de un paralítico. Los escribas creían que sólo Dios puede perdonar los pecados. Cuando el hombre intenta perdonar el pecado, blasfema. En cambio, Jesús podía tanto perdonar como sanar.

b. “A los santos del Altísimo quebrantará” (persecución).
c. “Pensara en cambiar los tiempos y la ley” (desprecio de la autoridad de Dios.).
El tiempo asignado para la supremacía de este poder, era un “tiempo, tiempos, y medio tiempo”. Este mismo periodo se menciona en Apocalipsis 12:14, y en Apocalipsis 12:6 dice que equivale a 1.260 días. Siendo que éste es un tiempo profético, a el se aplica el principio de interpretación profética de que cada día equivale a un año (Ezequiel 4:6). Ese poder predominaría durante 1.260 años.

Este poder cumple cada detalle de esta profecía. Empezó su hegemonía en el año 538 D. C., después que fueron destruidos, los tres poderes arrianos que se le oponían, los hérulas, los vándalos y los ostrogodos. Y fue supremo durante 1,260 años, hasta 1798, cuando recibió la herida mortal. Dos años después de esta fecha, su domino volvió a ser poderoso, pero privado del poder civil que una vez poseyó. En Apocalipsis 13:3 es donde dice que este poder recibiría esa herida mortal.

6. ¿Pretendió este sistema tener el poder de cambiar la Ley de Dios, especialmente el sábado?
El sacerdote Pedro Geierman (C.S.S.R.), en su Convert’s Catechism (Catecismo para conversos), menciona la pretensión de este poder, al decir:
>>Pregunta: ¿Cuál es el día de reposo?
>>Pregunta: ¿Por qué observamos el domingo en vez del sábado?
>>Pregunta: ¿Tiene usted otra manera de probar que la iglesia tiene poder para establecer fiestas o preceptos?
¿Cómo pueden los protestantes responder a los siguientes dos desafíos?
>>Pregunta: ¿Cómo prueba que la iglesia tiene poder de ordenar fiestas?
>>Pregunta: ¿Cómo prueba eso?
<
“La orden de santificar el séptimo día es uno de los Diez Mandamientos. Usted cree que los otros nueve todavía rigen; ¿quién le dio autoridad para alterar el cuarto? Si usted es consecuente con sus propios principios, Si usted sigue realmente la Biblia y sólo la Biblia, debería poder presentar alguna parte del Nuevo Testamento en la cual el cuarto mandamiento esta expresamente alterado.” Library of Christian Doctrine: Why Don’t You Keep Holy the Sabbath Day? págs. 3,4, Londres, Burns and Oats R.C.

He aquí otro desafío:

Jesús dijo: “Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a si mismo, y tome su cruz cada día, y sígame.” “Porque el Hijo del Hombre vino a buscar y salvar la que se había perdido.” Lucas 9:23; 19:10. Los antiguos profetas han hecho resonar la promesa del Señor: “He aquí, vengo.” Salmo 40:7; Zacarías 2:10; Hebreos 10:7.
Al llegar la plenitud del tiempo (Gálatas 4:4), el punto central fue Jesús. Cada aspecto de su vida cumplió una parte importante de su obra salvadora. Por medio de su virginal nacimiento reunió a las enajenadas familias de la tierra y del cielo. Dios vino a la tierra para llevarse con él a la humanidad de vuelta al cielo. La vida humana de Jesús, tan perfecta, es un ejemplo de obediencia y santificación (Juan 15:10; 1 Juan 2:6; Juan 17:19).
Debido a que Jesús es Dios, nos da el poder necesario para obedecer (Romanos 8:3,4). Puesto que vino a la tierra a “salvar lo que se había perdido”, es evidente que no sólo vino a salvar al hombre, sino también lo que se había perdido como resultado del pecado del hombre. Por lo tanto, este mundo esta destinado a ser devuelto a su original edénica belleza. Una raza sin pecado poblará el nuevo mundo en su restaurada condición. Entonces, el día de culto de Dios, el sábado, será observado en honor a Dios, como recordatorio de que él es tanto Creador como Redentor (Isaías 66:23; Ezequiel 20:12,20).
La venida de Cristo a la tierra, ideada para conquistar la lealtad del hombre, ¿será en vano? Actualmente hay en el mundo un poderoso movimiento de obediencia hacia Dios, no sólo en la santificación del sábado de la Biblia, sino en la disposición de seguir a Jesús en todas las cosas. Esta línea de obligación y dedicación a seguir a Jesús, no se debe quebrar ahora.



Conclusión
El cambio de la observancia del sábado a la observancia del domingo fue un proceso gradual, que empezó poco antes del año 150 DC. y siguió por casi tres siglos. Algunos cristianos querían mostrar que no eran judíos; de ahí que abandonaran el sábado para adoptar el domingo.
La primera orden oficial de la Iglesia Católica en favor del domingo fue emitida par el Concilio de Laodicea, realizado en el siglo IV. Sin embargo, la orden para guardar el domingo especificaba el no judaizar (ser igual a los judíos) como razón para no guardar el sábado.
¿Por qué se desarrolló la santidad del domingo? Primero, fue un esfuerzo para no parecerse a los judíos, y evitar así la persecución. Segundo, a medida que Roma creció en poder, ejerció su influencia en favor del domingo en vez del sábado. Tercero, como resultado de la influencia romana, el domingo fue convertido en una ley de la iglesia, así como sucedió con muchas otras practicas ajenas a la Escritura, coma la adoración de Maria, la veneración de los santos y los Ángeles, el usa de imágenes en el culto y la oración por los muertos.
¿Qué debemos hacer acerca del sábado? Permitir que la Palabra de Dios nos dé la respuesta, y seguirla. El apóstol Pedro lo dijo: “Es menester obedecer a Dios antes que a los hombres.” Hechos 5:29. Léase también Josué 24:15; 1 Reyes 18:21 e Isaías 56:1,2.
La Señal de Dios

Es importante entender que los cielos y la tierra, y todo lo que hay en ellos, fueron creados por Dios. La Biblia dice: “Por la Palabra de Jehová fueron hechos los cielos, y todo el ejército de ellos por el espíritu de su boca... Porque Él dijo, y fue hecho; Él mandó, y existió.” Salmo 33:6,9. Acerca de la tierra, agrega David: “Él fundó la tierra sobre sus bases; no será jamás removida.” Salmo 104:5.

1. ¿Quién estaba involucrado en la creación?
“En el principio creó Dios los cielos y la tierra. Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la haz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la haz de las aguas.” Génesis 1:1,2. Léase Hebreos 1:1,2; Génesis 1:26 y Juan 1:1-3.

Nota: Los primeros párrafos de la Biblia señalan que Dios y el Espíritu Santo participaron en la creación. Colosenses 1:16 agrega que Cristo estaba incluido con el Padre participando en la creación. Así, el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo —toda la Deidad, la Trinidad— tomaron parte en la creación.

2. ¿Cómo se distingue el verdadero Dios?
“Jehová es la verdad; Él es Dios vivo y Rey eterno; a su ira tiembla la tierra, y las gentes no pueden sufrir su saña. Les diréis así: Los dioses que no hicieron los cielos ni la tierra, perezcan de la tierra y de debajo de estos cielos. El que hizo la tierra con su potencia, el que puso en orden el mundo con su saber, y extendió los cielos con su prudencia.” Jeremías 10:10-12.

3. ¿Qué le da a Dios el derecho a gobernar y ser adorado?
“Señor, digno eres de recibir gloria y honra y virtud; porque tú creaste todas las cosas, y por tu voluntad tienen ser y fueron creadas,” Apocalipsis 4:11. Léase el Salmo 95:3-6.

Nota: El Dios a quien debiéramos servir y adorar creó todas las cosas de la nada, como lo dice en Hebreos 11:3. Además, El “cuelga la tierra sobre nada”. Job 26:7. El sostiene todas las cosas (Hebreos 1:3). Y él es el sustentador de toda vida (Hechos 17:28).

4. ¿Qué señal nos enseña que Dios es el Creador?
“Guardaran, pues, el sábado los hijos de Israel; celebrándola por sus edades por pacto perpetuo. Señal es para siempre entre mí y los hijos de Israel; porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, y en el séptimo día cesó, y reposó.” Éxodo 31:16,17.

5. ¿De qué otro hecho señala el sábado?
“Con todo eso vosotros guardaréis mis sábados; porque es señal entre mí y vosotros por vuestras edades, para que sepáis que yo soy Jehová que os santifico.” Éxodo 31:13. Léase también Ezequiel 20:12,20.

Nota: El poder que fue necesario para la creación, es el mismo poder necesario para la recreación de la vida espiritual. El nuevo nacimiento es creación de Dios en el reino espiritual, al igual que la tierra, hermosa en su creación, fue resultado del poder creador de Dios sobre el reino físico.

Conclusión
El sábado es la señal de la soberanía de Dios. Él es tanto Creador como Redentor. Cristo debe tener supremacía en la vida del creyente. La observancia de su santo sábado es siempre señal de lealtad a nuestro Señor y Salvador.

Restauracion del Sábado

La Biblia da a conocer el séptimo día como sábado del Señor. El cuarto mandamiento declara:
“El séptimo día será reposo para Jehová tu Dios.”

1. ¿Cuál es la actitud de los hijos de Dios hacia sus mandamientos?
“Aquí está la paciencia de los santos; aquí están los que guardan los mandamientos de Dios, y la fe de Jesús.” Apocalipsis 14:12.

Nota: Los santos de los cuales habla este texto son santificados y sin mancha. Esa palabra “santos” es la misma que en otros lugares de la Biblia se traduce “santificados.” Muchos de los que sostienen ser santos rechazan cualquier cosa que se relacione con la ley de Dios. Pero para Dios, no es así. Dios dice que los que son realmente santos, observarán sus mandamientos, cuya obediencia contribuye a santificarlos.

2. Al ser muchos los que no guardan el sábado, ¿podemos esperar que ese día de reposo sea restaurado?
“Edificarán los desiertos antiguos; los cimientos de generación y generación levantarás; y serás llamado reparador de portillos, restaurador de calzadas para habitar.”
“Si retrajeres del sábado tu pie, de hacer tu voluntad en mi día santo, y el sábado llamares delicias, santo, glorioso de Jehová; y lo venerares, no haciendo tus caminos, ni buscando tu voluntad, ni hablando tus palabras.”
“Entonces te deleitarás en Jehová; y yo te haré subir sobre las alturas de la tierra, y te daré a comer la heredad de Jacob tu padre; porque la boca de Jehová lo ha hablado”, Isaías 58:12-14.

Nota: Así como en la antigüedad Dios llamó a su pueblo a restaurar al pisoteado sábado a su debi-do lugar, también llama a que hagamos una restauración ahora, la restauración de todos los mandamientos que en la actualidad se están designando. Léase Apocalipsis 14:6,7,12,14.

3. ¿Quiénes y cómo restaurarán el sábado?
El sábado será restaurado por aquellos que lo observan. Ellos serán llamados: “Reparadores de portillos, restauradores de calzadas para habitar”

Nota: Antiguamente, cuando el enemigo atacaba las ciudades amuralladas procuraba abrir una brecha en los muros. Entonces, la batalla se libraba alrededor de esa brecha.

4. En tiempos antiguos, ¿a quién acusó Dios de quebrantar su ley?
“Sus sacerdotes violentaron mi ley, y contaminaron mis santuarios; entre lo santo y lo profano no
hicieron diferencia, ni distinguieron entre inmundo y limpio; y de mis sábados escondieron sus ojos, y yo era profanado en medio de ellos.” Ezequiel 22:26.

Nota: Además de ser infieles, de violar la ley de Dios y de apartar sus ojos del sábado, los sacerdo-tes habían hecho algo peor aún. Léase Ezequiel 22:28. Dios acusa a los ministros de ese tiempo, que decían: “Así ha dicho el Señor Jehová; y Jehová no había hablado.”
Esto se aplica al sábado, ya que este es el asunto que estamos considerando aquí. Desgraciadamente, hay ahora ministros cristianos que esconden sus ojos del verdadero día de reposo de Dios, igual que los antiguos sacerdotes de Israel. La actitud de Dios respecto a este mal proceder de los dirigentes, no ha cambiado. Léase Mateo 15:8,9.

5. ¿A quién buscaba Dios en tiempos de Ezequiel?
“Busqué entre ellos hombre que hiciese vallado y que se pusiese al Portillo delante de mí por la tierra, para que yo no la destruyese; y no lo hallé.” Ezequiel 22:30.

Nota: En Isaías 58:12 Dios se refiere a los fieles llamándolos “reparadores de portillos.” Y en el
texto arriba citado, Dios dice que estuvo buscando un hombre que estuviese en la brecha para defender los mandamientos de Dios, y no lo encontró.

6. En tiempos de Ezequiel, cuando los hom-bres debieran haber estado reparando las brechas abiertas en el muro, ¿qué hacían?
“Engañaron a mi pueblo, diciendo: Paz, no habiendo paz; y el uno edificaba la pared, y he aquí que los otros la encostraban con lodo suelto.” Ezequiel 13:10.

Nota: En vez de llamar a Israel a arrepentirse y a obedecer a Dios, los antiguos falsos profetas no repararon las brechas de las defensas morales de la nación. Antes sugirieron soluciones ilusorias a los problemas de Israel. Eso fue como levantar un muro débil, dijo Ezequiel, y blanquearlo para que pareciera bueno.
Una situación similar existe ahora. En vez de llamar a la gente al arrepentimiento y a la obediencia de la ley de Dios, se ofrecen falsas enseñanzas y los hombres las blanquean con sus afirmaciones. Ningún blanqueo puede mantener la tradición y las humanas enseñanzas en sustitución de ninguna parte de la ley de Dios. Dios es estricto acerca del sábado. Lo que ya sucedió con los antiguos intentos de rechazar las divinas verdades, volverá a suceder con los intentos actuales. Léase Ezequiel 12: 11-16.

Conclusión
Algunos han preguntado Si es posible guardar la ley de Dios. Léase de nuevo Apocalipsis 14:12, donde señala a los santos de Dios que la guardan. Juan menciona cuatro características del pueblo de Dios. Primero, tiene paciencia, puesto que resisten y son firmes. Segundo, son santos y santificados. Tercero, observan todos los Diez Mandamientos. Cuarto, tienen la fe de Jesús. ¿Tienen todos los cristianos fe en Jesús? Evidentemente que no, porque Jesús dijo: “¿Por qué me llamáis, Señor, Señor, y no hacéis lo que os digo?” Lucas 6:46. La fe y la obediencia deben ir siempre juntas.

Conclusión

En su oración sacerdotal, Jesús pidió al Padre:
Yo “ya no estoy en el mundo; mas estos están en el mundo, y yo a ti vengo. Padre Santo, a los que me has dado, guárdalos por tu nombre, para que sean una cosa, como también nosotros... Yo les he dado tu palabra;... Santifícalos en tu verdad; tu palabra es verdad.” Juan 17:11-17.
Esta cuestión del día de descanso es tremenda-mente importante. Sin embargo, llegará a ser de mas importancia aún. Llegará a ser la gran prueba de lealtad a Dios, a la verdad y a la Biblia. Tenemos que decidirnos. Juan tuvo una visión del pueblo de Dios que viviría antes del regreso de Cristo, y de ellos dijo: “Aquí está la paciencia de los santos; aquí están los que guardan los mandamientos de Dios, y la fe de Jesús.” Apocalipsis 14:12.
Si Moisés estuviera aquí, ¿qué haría él? Léase la respuesta en Hebreos 11:25-27.
¿Qué haría Elías? Léase 1 Reyes 18:21.
¿Qué haría Salomón? Léase Proverbios 28:9.
¿Qué diría y haría Jesús? Léase Juan 15:10; 8:29; 13:15; Mateo 16:25.
¿Qué haría Pablo? Léase Romanos 6:16.
¿Qué haría Pedro? Léase hechos 4:19 y 5:29.
¿Qué haría Juan? Léase Apocalipsis 22:14.
¿Qué decidiremos? “Escogeos hoy a quien sirváis que yo y mi casa serviremos a Jehová.” Josué 24:15.
Quiero Saber Más!      Visita:      http://estudiosbiblicos-elsabado.blogspot.com/